Blogia
magisterioymaestros

Unidad Didáctica: La amistad

Unidad Didáctica: La amistad

Título: Yo y mis amigos

 

Nivel educativo: 3º de Educación Primaria. 8 años.

 

Objetivos Generales por Áreas:

 

  1. Conocimiento del Medio

 

v      Comportarse de acuerdo con los hábitos de salud y cuidado personal que se derivan del conocimiento del cuerpo humano, mostrando una actitud de aceptación y respeto por las diferencias individuales (edad, sexo, características físicas, personalidad).

v      Participar en actividades de grupo adoptando un comportamiento responsable, constructivo y solidario, respetando los principios básicos del funcionamiento democrático.

 

  1. Educación artística: educación plástica y visual

 

v      Indagar en las posibilidades del sonido, la imagen y el movimiento como elementos de representación y comunicación y utilizarlas para expresar ideas y sentimientos, contribuyendo con ello al equilibrio afectivo y a la relación con los demás.

v      Explorar y conocer materiales e instrumentos diversos y adquirir códigos y técnicas específicas de los diferentes lenguajes artísticos para utilizarlos con fines expresivos y comunicativos.

v      Mantener una actitud de búsqueda personal y colectiva, articulando la percepción, la imaginación, la indagación y la sensibilidad y reflexionando a la hora de realizar y disfrutar de diferentes producciones artísticas.

v      Desarrollar una relación de auto-confianza con la producción artística personal, respetando las creaciones propias y las de los otros y sabiendo recibir y expresar críticas y opiniones.

v      Realizar producciones artísticas de forma cooperativa, asumiendo distintas funciones y colaborando en la resolución de los problemas que se presenten para conseguir un producto final satisfactorio.

 

  1. Lengua castellana y Literatura

 

v      Hacer uso de los conocimientos sobre la lengua y las normas del uso lingüístico para escribir y hablar de forma adecuada, coherente y correcta, y para comprender textos orales y escritos.

v      Utilizar la lengua para relacionarse y expresarse de manera adecuada en la actividad social y cultural, adoptando una actitud respetuosa y de cooperación, para tomar conciencia de los propios sentimientos e ideas y para controlar la propia conducta.

v      Comprender textos literarios de géneros diversos adecuados en cuanto a temática y complejidad e iniciarse en los conocimientos de las convenciones específicas del lenguaje literario.

 

Objetivos Didácticos:

 

v      Reflexión sobre el concepto de “amistad” en el alumnado.

v      Aprendizaje de diferentes actividades que podemos hacer con los amigos.

v      Desarrollo de habilidades sociales ( respeto, trabajo en equipo, hablar en público, coordinación entre los miembros,... ) y de la capacidad de reflexionar sobre un tema determinado en el alumnado.

v      Desarrollar la expresión oral y la narración de recuerdos y experiencias propias del alumnado.

v      Desarrollar actitudes de respeto hacia las opiniones del alumnado, incluyendo el respeto hacia su turno de palabra.

v      Aumentar el conocimiento de las características de los compañeros de clase y desarrollar sentimientos de amistad, aprecio, cariño, ...entre sus compañeros y entre todas las personas que le rodean en su entorno.

v      Reproducir nuestros sentimientos y pensamientos de la amistad que se tiene en la mente en un soporte plástico de la manera más fidedigna posible a la que se tiene en la mente.

v      Saber utilizar utensilios de expresión plástica para saber reproducir los sentimientos y pensamientos sobre la amistad.

v      Potenciación de la comprensión lectora aplicado al tema de la amistad que estamos trabajando..

 

Contenidos:

 

  1. Conceptuales.

 

v     Las relaciones entre personas y sentimientos entre ellas.

v     Las actividades de ocio y tiempo libre.

v     El trato entre iguales: raza, etnia, sexo, etc.

v     La cultura y costumbres de las personas.

 

  1. Procedimentales.

 

v     El trabajo cooperativo entre todos.

v     Elaboración de murales aplicados a una temática determinada.

v     El debate como modo de aprender de manera cooperativa.

v     Utilización de materiales de expresión plástica.

v     Lectura, comprensión y análisis de un texto literario.

v     El discurso y exposición en público.

 

  1. Actitudinales.

 

v     Desarrollo de actitudes de respeto ante la diversidad existente en nuestra sociedad en cuanto a género, etnia, raza, ...por no decir además los gustos personales de cada uno.

v     Desarrollo de habilidades sociales para dar opiniones, escuchar y respetar las de los demás y para trabajar en grupo.

v     Desarrollo de habilidades sociales para relacionarse con los demás.

v     Sensibilización ante aquellas personas que son marginadas por como son.

 

Actividades:

 

v      Debate sobre la amistad, las actividades que realizan con los amigos y los grupos de amigos.

v      Lectura y análisis del cuento de “Juanca el de la petanca”.

v      Realización de un mural en grupo en donde se represente una actividad que hagan con los amigos y que sea compartida por todos los miembros del grupo.

v      Exposición de los murales ante el grupo y defensa de éstos.

 

 

 

Desarrollo:

 

Los alumnos, en colaboración con el docente, distribuirán la clase en forma de U, de manera que el docente esté en medio y así todos puedan verse a la hora de comunicarse. Antes de comenzar, el docente realizará una actividad para explorar las concepciones que tienen sus alumnos sobre esta temática. Las preguntas, a modo orientativo (a lo largo de la actividad pueden ir surgiendo otras según las respuestas que vayan aportando los alumnos), son las siguientes:

 

v      ¿Sabéis lo que es la amistad? ¿qué entendéis vosotros por “amistad”?

v      ¿Qué soléis hacer con vuestros amigos? ¿a qué jugais? ¿a qué sitios vais para salir? ¿qué costumbres soléis tener a la hora de quedar?

v      ¿De qué manera os soleis comunicar con vuestros amigos? ¿tenéis amigos por Internet, comunicandoos por Messenger? ¿y por correspondencia?

v      ¿Qué preferís, tener amigos de vuestro mismo sexo o de ambos sexos o del opuesto? ¿Por qué?

v      Os voy a poner unas cuántas imágenes. A primera vista, ¿cómo pensáis que son estas personas? ¿la incluiríais en vuestro grupo de amigos? ¿habría algún motivo por el que las rechazaríais?

v      ¿Jugaríais con alguien que no tuviese los mismos gustos o que tuviese algo extraño en su manera de ser o incluso de vestirse? ¿Lo rechazaríais o simplemente compartiríais vuestros gustos para descubrir nuevas cosas? ¿qué os gusta a cada uno?

 

El docente va anotando en la pizarra las ideas clave que van saliendo en la clase. A continuación, hará un comentario personal sobre todo lo que se ha hecho y comentado. Comentará lo importante que son las relaciones entre los amigos, las ventajas que tiene para el desarrollo personal, autoestima, aprendizaje, ...el comunicarse con las personas y compartir experiencias con ellos. Tras esto, comentará que hay personas que, por desgracia, son marginadas por las personas por su manera de ser o incluso por su procedencia. Para reflexionar sobre esto, leeremos un cuento llamado “Juanca el de la petanca” (ver Anexo 1). A cada alumno se le repartirá una copia del cuento y la leerán entre todos, punto por punto, para que todos tengan la oportunidad de leer e ir desarrollando la expresión oral y la capacidad de lectura. Posteriormente, realizaremos un pequeño debate sobre la lectura:

 

v      ¿Qué opináis de la reacción de los compañeros? ¿creéis que está bien el no aceptar a unas personas como amigos solo por tener unas actividades diferentes? ¿conocéis algún caso?

v      ¿Creéis que la petanca es algo para personas mayores? ¿hay cosas que son para mayores y cosas que son para niños, de manera exclusiva? ¿cuáles conocéis? ¿estaría bien que estas personas nos contasen sus gustos para aprender nuevas actividades de ocio y tiempo libre?

v      ¿Cómo creéis que se sentía Juan Carlos al ver cómo le rechazaban? ¿cómo os sentiríais vosotros si no tuviérais amigos? ¿qué pensaríais que os faltaría, aquello que ellos pueden daros?

v      ¿Creéis que está bien el no aceptar a unas personas por unas características determinadas? El ser rechazado por ser una niña en un grupo de niños, ¿creéis que es lo mismo que ser rechazado por gustarle un juego que al resto no gusta? ¿os gustaría que os pasase? ¿qué podríamos aprender de gente como Juan Carlos?

v      ¿Podemos ser amigos de personas de diferentes razas, sexo, edades, etc? ¿Tendríais amigos muy mayores o muy pequeños en vuestro grupo? ¿y gente que no hablase vuestro idioma? ¿o que fuese negrito? ¿qué podrían aportaros? ¿por qué?

Con todo esto, el docente va anotando todas las ideas clave que van saliendo y entre todos deducen una conclusión sobre la amistad. Nuestra meta es que al final reflexionen que no tenemos por qué rechazar a alguien de nuestro grupo de amigos por tener unas características diferentes a las nuestras ( edad, sexo, raza, etc ). Cada persona somos un mundo, y de todos podemos aprender muchas cosas que nos harán más sabios, algunas de ellas incluso que, cuando las probemos, pues nos agraden y las incluyamos dentro de nuestro grupo de actividades predilectas. Todos tenemos gustos personales y tenemos la libertad de tener cosas que no nos gustan y que a su vez pueden gustar a otras personas, pero no por ello podemos imponer nuestros grupos, tenemos que respetar la opinión y libertad de los demás de ser felices con lo que les gusta. Todos tenemos sentimientos y necesidad de relacionarlos, y podemos pasarnoslo bien todos juntos.

 

A continuación, para terminar la actividad, dividiremos a la clase en pequeños grupos para que hagan un mural en donde hagan un dibujo que represente la amistad para ellos, a quiénes incluirían en ese grupo de amigos, de quiénes les gustaría hacerse amigos, una situación en donde estén con sus amigos haciendo algo que le gusta y que sea algo que comparta ese pequeño grupo. Con esta actividad, pretendemos que todos se conozcan mejor y que vean que gente que al principio no conocían bien pues resulta que tienen algo con lo que compartir ( por ejemplo, todos los de un mismo pequeño grupo tienen en común su gusto por los videojuegos, pues pueden ponerse a ellos jugando a esos videojuegos, y podemos lograr que a lo largo de los días estén compartiéndose videojuegos entre ellos y creándose por ello nuevos lazos de amistad), y sino, interesarse más por esas actividades y probarlas.

 

Dichos murales serán expuestos ante todos los compañeros y explicados, repartiéndose la explicación entre todos los miembros del grupo para que así todos tengan la misma oportunidad de participar y de aportar un comentario. Los alumnos valorarán el trabajo realizado por sus compañeros, aportando su opinión sincera de manera que no falten el respeto. Luego todos se colgarán en la clase para poder contemplarlos cuando quieran. Podríamos luego entre todos elaborar el concepto de amistad, el que tenemos ahora una vez que nuestras concepciones han ido evolucionando a lo largo de toda la actividad. Debatimos entre todos y la iremos anotando en la pizarra. Por ejemplo, puede salir una concepción en donde como amigos incluyan que pueden ser amigos todas las personas, sean de la edad que sea, de donde procedan, del sexo que sean, ...y como condiciones pongan algunas que piensen que son esenciales para que la amistad se pueda dar: “que se porte bien conmigo”, “que me ayude cuando tenga problemas”, “que no se meta con nadie”, “que me quiera tal como soy”, ...

 

Materiales

 

v      El docente y todo el alumnado.

v      La propia aula de clase del grupo, no es necesario ninguna aula especial para poder realizar esta actividad.

v      La pizarra de la propia aula docente y todos los pupitres.

v      Materiales de expresión plástica: lápices, colores, rotuladores, témperas, etc.

v      Materiales de soporte plástico: folios, cartulinas, etc.

v      Fotocopias del cuento de “Juanca el de la petanca”.

v      Cuaderno para la recogida de datos para el docente.

v      Fotocopias de los cuestionarios de evaluación.

 

 

 

 

Temporalización

 

Debido a lo extensa que es la unidad, podemos dividirla en una sesión de dos horas. Principalmente dedicaremos media hora para la parte de la exploración de concepciones, media hora para la lectura y análisis del cuento de “Juanca el de la petanca” y una hora para la realización y exposición del mural realizado. Si no puede realizarse, pues dedicaremos dos sesiones de la clase de Conocimiento del Medio para realizarlo.

 

Evaluación

 

1.      Inicial

 

Mediante la observacion y escucha de las opiniones del alumnado, el docente evaluará los siguientes aspectos:

 

v     Valoración de la forma en que el alumnado exponga sus opiniones: explicación detallada de las experiencias, la expresión oral, el vocabulario, etc.

v     Valoración del respeto a la opinión del alumnado por parte de los compañeros, la participación, el respeto al turno de palabra, la espontaneidad…

 

2.      Continua

 

Mediante la recogida de datos en un cuaderno utilizando como base los siguientes criterios:

 

v     Nivel de implicación de los alumnos en las actividades.

v     Nivel de cooperación en las actividades grupales.

v     Nivel de reflexión sobre lo vivido.

v     Manejo de los conceptos trabajados en el aula.

v     Relación de todo el conocimiento que se vaya trabajando y organización de ésta a la hora de exponer los resultados.

v     Comportamiento reflejado a lo largo de la unidad didáctica.

v     Manejo de los diferentes recursos utilizados.

 

3.      Final

 

Mediante la actividad del mural y la concepción que creen entre todos sobre lo que es la amistad de manera grupal, se recogerá información suficiente para evaluar los siguientes aspectos:

 

v     Concepciones finales que presenten sobre lo que es la amistad y todo lo que ello conlleva.

v     Sensibilización hacia aquellas personas marginadas por ser cómo son y ser rechazadas por las personas, negándoles su amistad.

v     Aprendizaje de las diferentes actividades de ocio y tiempo libre comentadas en clase.

v    Presentación, exposición y asimilación de los contenidos trabajos en los murales trabajados en grupo.

 

 

 

Evaluación del proceso de enseñanza-aprendizaje y del docente

v      Análisis del nivel de desenvolvimiento y de evolución del alumnado a través de las tareas y recursos planteados mediante la observación, los trabajos presentados y las conclusiones obtenidas.

v      Cuestionario a rellenar por el alumnado en donde comenten, de manera anónima, su opinión sobre la actuación del docente a lo largo de la unidad didáctica. También les pediremos que nos comenten qué les ha parecido la experiencia, qué les hubiera gustado hacer, qué no les ha gustado, qué recomiendan para posteriores ocasiones, si están contentos con el trabajo en grupo, si el tema trabajado ha sido gratificante para ellos, si prefieren la rutina que normalmente han llevado hasta ahora en la clase, etc.

Autoevaluación del docente y del alumnado

v     Reflexión del alumnado sobre su implicación en todo el proceso de esta unidad didáctica: ¿Debería de mejorar? ¿Me he implicado? ¿Me he distraído con mis compañeros? ¿Qué he aprendido? ¿Qué recuerdos me llevo de esta experiencia?, etc.

v     Reflexión del docente sobre su actuación durante todo el proceso a raíz de las reacciones y comentarios del alumnado en el cuestionario que han tenido que rellenar, su manera de resolver los conflictos y problemas encontrados en el proceso, etc.

 


Juanca el de la petanca

 

Érase una vez un niño llamado Juan Carlos. Desde pequeño, le había gustado mucho el juego de la petanca. Su abuelo siempre iba a jugar con sus amigos a la petanca, y como Juan Carlos era muy pequeño y los padres tenían que irse a trabajar, siempre se quedaba con su abuelo. Juan Carlos disfrutaba ver a su abuelo y a sus amigos jugar a la petanca. Siempre se divertían y luego se iban a tomar unos vinitos y a reirse contándose anécdotas, de las cuales Juan Carlos disfrutaba de lo lindo.

 

Cuando Juan Carlos cumplió los cinco años, sus padres decidieron meterle en el colegio. Juan Carlos tenía ganas de conocer a niños de su edad y de poder jugar con ellos a la petanca. Su abuelo le había enseñado y tenía ganas de jugar sin que su abuelo estuviese al lado para corregirle. Fue al colegio con unas cuantas bolas de petanca por si acaso sus futuros amigos no tenían. El primer día, tras el recreo, Juan Carlos se dirigió a un grupo de niños para pedirles si querían jugar a la petanca. Cuando lo vieron, los niños se rieron de Juan Carlos porque decía que ese juego era para viejos, y que ellos preferían el fútbol, que era para jóvenes fuertes.

 

Juan Carlos dijo que a él no le gustaba el fútbol, porque decía que era un deporte muy peligroso, ya que veía a muchos futbolistas lesionarse continuamente e incluso fallecer a causa de un ataque. Los niños, al escuchar esto, se pusieron a llamarle gallina, cobarde, flojo, bicho raro, ...algunos hasta le llamaron “viejo” y se pusieron a decirle cosas como: ¿te traigo la dentadura, abuelete? ¿quiéres un bastón para andar? ¿no deberías de estar en el asilo? Juan Carlos, tras escuchar todo esto, se fue corriendo llorando hacia una esquina.

 

A lo largo de los días, todos se metían con Juan Carlos por este hecho, e incluso no le dejaban hacer cosas porque decía que era demasiado viejo para eso: “¿no creés que eres muy viejo para jugar al escondite? A ver si te va a dar algo...”, “¡no puedes comer bollos! Te vas a poner gordo y te va a dar algo” “¡oh, no! ¡el abuelete! ¡huyamos antes de que nos vaya a contar una de sus batallitas!

 

Con todo esto, Juan Carlos se sentía muy triste. Decidió por ello disfrazarse de viejo, poniendose un bigote canoso, cogiendo un bastón, vistiéndose como una persona mayor, poniéndose un viejo gorro de su abuelo y se fue a apuntarse a una escuela para adultos. Allí, se relacionaba con las personas mayores y estos le respetaban tal como era. Respetaban que no le gustase el fútbol y que prefiriese la petanca. Es más, en un momento de descanso, propuso jugar a ello y unas personas que nunca habían jugado antes les picó la curiosidad por este juego, y disfrutaron de él. Juan Carlos hizo nuevos amigos y aprendió muchas cosas asistiendo a las clases, más que en el colegio en donde por el hecho de sentirse incómodo, no lograba aprender nada.

 

Juan Carlos era feliz y decidió solamente relacionarse con personas mayores, apuntandose a talleres para adultos (siguiendo disfrazado de uno de éstos, con carnet de identidad falso) y sus padres, en vista de lo incómodo que estaba, decidieron apuntarle a una escuela a distancia, en donde todo lo que estudiaba lo hacía desde el ordenador. Juan Carlos creció feliz y aprendió, sin necesidad de estar con esos niños que no le aceptaban por ser como era, y se convirtió además en un buen jugador de petanca.

 

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

 

FIN

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres